Últimamente se habla mucho sobre Pesadilla en la cocina y Alberto Chicote, tras publicarse la noticia de la historia de Roberto de la Rosa el ex-socio del Restaurante El último Agave, y que tras su aparición en Pesadilla en la Cocina, ahora vive en Cáritas,y no encuentra trabajo por culpa de la imagen que se dio de él en el programa según la noticia.
En la propia noticia hacen referencia a que se está preparando una querella colectiva de 25 restaurantes.
Yo puedo hablar desde mi experiencia, cuando trabajé en la tercera temporada del programa como dirección del equipo de arte, por supuesto no puedo hablar de todas y cada una de las temporadas emitidas, mi opinión se basa en mi experiencia profesional vivida en el programa.

PESADILLA EN LA COCINA. MANIPULACIÓN DEL RESTAURANTE Y LA LIMPIEZA.

Cuando empecé yo tenía mi idea preconcebida de lo que me iba a encontrar al tratarse de un Reality, lo que la mayoría pensamos es que esté todo “manipulado”….pues sorprendentemente no fue así. Yo formaba parte de la dirección del equipo de arte, nosotros nos ocupábamos de que hacer la reforma en 36 horas fuera posible, coordinando a todos los equipos de limpieza, carpintería, pintura, mobiliario, vinilos, etc… Pues en mi primer Restaurante descubrí que el tema de limpieza era aún peor de lo que en muchas ocasiones sacan en la tele. Cuando entró el equipo de limpieza, retiramos las cocinas para limpiar azulejos…no os puedo explicar exactamente todo lo que puedes llegar a encontrar tras una cocina sin limpiar durante mucho tiempo. Las cocinas se ensucian, solo tenéis que pensar en vuestras casas, como se pone la campana si cocinas, los azulejos, etc…

Pues lo que se emitió en la temporada en lo que yo trabajé es completamente real, la limpieza en la gran mayoría de los que yo fui no era exactamente lo que desearía la persona que va a comer en ese local.
Esto me hizo pensar en si en España se realizan algún tipo de inspección sanitaria en las cocinas de los restaurantes, bares y cafeterías a las que vamos a diario. Las cocinas hay que hacer limpiezas profundas cada cierto tiempo, y limpiezas diarias de elementos de uso frecuentes y vitales para el funcionamiento de una cocina, pero no vamos a engañarnos en la mayoría de los restaurantes, el tiempo apremia, y sobre todo la descoordinación que era el factor común para casi todos ellos.
Los cocineros se hacían dueños de las cocinas a la vez que como son cocineros no
veían su obligación de limpiar ni cuidar el material de la misma, las prisas, el estrés, todo suma, y todo después pasa factura, se va dejando lo vamos posponiendo y cuando te quieres dar cuenta la cocina está abandonada, y ojo no hace falta un largo periodo de tiempo para que una cocina se ensucie en un restaurante, en tan solo 1 día un restaurante puede cocinar lo que cocinas en tu casa durante dos meses, ¿Cómo estaría nuestra cocina de casa si no la limpias durante dos meses?
En resumen lo que se emitió en la temporada en la que yo trabajé en Pesadilla en la Cocina nunca se manipuló el tema de la limpieza.

Pocas cosas pasan para todas las normativas sanitarias que se incumplen, tablas de cortar que no había por dónde cogerlas, y no separadas en función del tipo de alimento que se va a cortar en ellas, cacerolas metálicas con alimentos en las cámaras frigoríficas (eso está prohibido por sanidad), alimentos mezclados carnes y pescados…
Normalmente los dueños nos tenían que dejar todas las cámaras vacías para limpiarlas y poder llenarlas con los alimentos de la nueva carta, pero esto en muchas ocasiones no lo hacían, y teníamos que sacar todo nosotros, por eso lo sé a ciencia cierta y no se emitía en televisión. Esto no es solo dejadez de los dueños, en muchos casos era simple desconocimiento.

PESADILLA EN LA COCINA Y LA MANUPULACIÓN DE CONTENIDOS.

Esto me empezaba a dar grima, pero creerme que no es tan difícil. Tuve la suerte o desgracia de vivir algo parecido. Esto lo he visto, y no solo en Pesadilla en la Cocina, en uno de los programas, estaba terminando de colocar las mesas y mantelerías, estando el personal de limpieza. Empezó a salir humo de la cocina, rápidamente bajé todos los automáticos de la cocina, y vi que el humo salía del lavavajillas, llamé al servicio técnico, y cuando vinieron abrieron la tapadera del lavavajillas, y aunque no había un ratón, si había excrementos de ratón y cables roídos y que fue lo que provocó el corto. Yo me sorprendí un montón pero sin embargo el servicio técnico me dijo que era algo muy normal. Después de esto pensé y recordé mi viaje a New York, paseando por las calles más céntricas en la noche, venia como las ratas paseaban por las calles y contenedores, e incluso vi cómo se metían en alguna trastienda que se había dejado la puerta abierta al sacar la basura. Y si no se tiene mucho cuidado y mucha revisión y limpieza en las cocinas, que se cuelen estos vecinos indeseables puede llegar a ocurrir.

Otro tema, es el tema del contenido, cuando dicen que Alberto provoca, o que manipulan el contenido de lo que deben de decir los dueños de los Restaurante. Como en todos los Reality hay un equipo detrás, que observa todo lo que pasa dentro del local y está conectado con Alberto, pero no se les dice a los dueños o trabajadores del Restaurante lo que tienen que hacer, o decir.
En el momento de cuando llegan con la sorpresa de la reforma, o cuando sale mal el servicio, todo es real, e incluso las peleas, gritos, o enfados…que yo alguna vez he pasado miedo, porque no sabía verdaderamente lo que pasaría. Está claro que Alberto provoca al dueño o empleado del Restaurante si todo fuera muy cordial o políticamente correcto el programa dejaría de tener audiencia, porque los Reality buscan el morbo, cuando hacen casting para Gran Hermano eligen personas que saben que darán juego, sin conflictos la gente no vería el programa. Reconozcamos que en España desgraciadamente nos gusta el morbo, peleas, polémicas. Pero el que se provoquen las reacciones no quiere decir que esté manipulado, ni sean violentos, yo como persona muchas veces no hablo de mis sentimientos o me cuesta expresarme, o si me pinchan tanto que exploto, y cada uno tenemos una manera de explotar, a unos le gusta dar pena y contar sus problemas, a otros hay que hablarles delicadamente para que lloren y suelten o directamente tienes que hacer ver que la está “cagando” y que tiene que espabilar, cada uno puede opinar de cuál es la mejor forma, pero son opiniones. Y está claro que si Alberto fuese de otra manera, estoy convencida que no tendría audiencia. Lo que sí tengo clarísimo que todo lo que dice y hace Alberto es para ayudar, provoca si, pero con el fin de ayudar y que el dueño del restaurante despierte y espabile.

PESADILLA EN LA COCINA, ESTUDIOS PREVIOS DEL LOCAL

Esto también me llama la atención, porque se piensa que Pesadilla en la Cocina es solo Alberto Chicote, y no es así en los créditos del programa lo podéis ver, detrás de todo esto hay un equipo enorme, que hace esto posible todo esto  y que sea “real”. Antes de comenzar la temporada, hay un equipo de casting, que se encarga de buscar candidatos, hacer entrevistas, ir de incógnito en muchas ocasiones para ver que todo esto sea verdad, porque muchos restaurantes llaman por las reformas, pero realmente no les va mal. Una vez que ya teníamos la lista de los locales, se procede a su estudio, va el equipo de diseño, y hace un proyecto, así como hay una reunión general con Alberto, y todo el equipo, dirección, contenido, cocineros, equipo de diseño, todos para ver cómo ayudar a cada uno, contando sus problemas y cuáles son sus necesidades, proponiendo así un “plan de acción” en cada uno de ellos, y durante dos semana se trabaja muy duro con cada uno de los locales, la grabación dura una semana y en la semana previa se va consiguiendo todos los materiales, diseños, elaboración de la carta, todo para que esté listo en el momento de la grabación. El tema de la cocina igual mientras se está rodando, el equipo de cocina trabaja en otras cocinas en la elaboración del menú, en la compra de alimentos para la nueva carta. Todo está muy controlado y se hace muchísimo trabajo y esfuerzo para cada uno de los restaurantes.

REFORMAS DEFICIENTES

De esto creo que tratará la demanda colectiva, por los artículos que he leído en el periódico el Mundo, el 20 minutos, y abc que hay 25 locales que dicen que se van a querellar alegando que se les ha incendiado el local, o que se les ha caído el techo… No puedo confirmar esto, ya que no sé de dónde viene esta información. Pero lo que sí puedo decir bajo mi experiencia que es casi imposible que esto suceda. Llevo mucho años dedicada al mundo de la construcción antes de Pesadilla en la Cocina, y realmente pensaba que esto de hacer un local en 36 horas era imposible pero no es así, ya que se mide muy bien lo que hay que hacer, pero bien es cierto que se corre mucho, y que se hacen cosas que queden vistosas con elementos decorativos fáciles de manejar y de rápido montaje. Nunca se tocan instalaciones importantes eléctricas, no se hacen obra mayor como un techo. Nos limitamos a reparar y a “decorar” su interior. En mi temporada lo más complicado que hice, que creo que es de los más complicado que se ha hecho en pesadilla en la cocina, fue instalar una campana y cocina de gas en una cocina donde cocinaban con un camping gas, esto si fue complicado porque tuvimos que pasar inspecciones técnicas con bomberos y con un técnico en plomería (esto no fue en España) en tiempo récord, pero se consiguió y todo fue realizado por personal cualificado y según normativa. Siempre se utilizan maderas, vinilos, césped artificial, elementos decorativos, porque es lo que podemos manejar en esos tiempos. El hecho de que algo deje de funcionar o que haya algún remate que no esté bien, pues es completamente posible, ¿ALGUIEN CONOCE ALGUN REFORMISTA DE GUANTE BLANCO, QUE NI MANCHE Y SEA PERFECTO EN TIEMPO RECORD? Pues tengo que decir que el equipo de Pesadilla en la Cocina se esforzaba al máximo y hacia todo lo posible por dejar todo perfecto en tiempo record, y contar que en todas las obras surgen imprevistos, material que no llega, pedidos que llegan mal, y tienes que reaccionar en muy poco tiempo, y al final todo sale. El equipo de Pesadilla en la Cocina, os puedo decir que son todos personas y que claro que pueden cometer errores, pero nunca que puedan causar daños a las personas, todo esto estaba muy controlado.

MI OPINIÓN SOBRE PESADILLA EN LA COCINA.

Me da pena que la gente piense que no es real, porque lo es, y todo el equipo espera ansioso el momento en el que los dueños y empleados ven el restaurante y aprecien lo que hemos conseguido. En mi trabajo es lo que más me apasiona, es cómo hacer magia y ver cómo el cliente le cambia la cara tras ver la nueva imagen de su negocio hecha realidad, y ver cómo les motiva tener un local distinto y que les ilusiona estar en él y presumir de él.
Es verdad que no deja de ser un programa televisivo en el que siempre pasa lo mismo, pero es todo real, y no se me olvidará que muchos de los dueños que me abrazaban tras ver el cambio de sus locales, y me decían que cómo era posible en tan poco tiempo. También es cierto que algunos no reaccionaban igual e incluso tras nuestra emisión del programa quitaban parte de la decoración, pero claro esto no deja de ser una sorpresa y no todos tenemos el mismo gusto, el error está en que se amoldaba un diseño a una nueva carta pero a veces los dueños no quieren renovarse y prefieren volver a lo que tenían, sin saber que eso es lo que les lleva al punto en el que estaban antes nuevamente. Los gustos no deben ser del dueño si no del público al que se dirige ese restaurante.

Creo que al final sale siempre lo malo porque es lo que vende, lo bueno siempre vende menos y es mucho más complicado encontrar artículos en los que se diga la gran labor de Alberto Chicote y el Programa Pesadilla en la cocina, las maravillas que hacen y lo profesionales que son…esto no vende.

llamar a Gema Maria Gil